fbpx
≡ Menu

Y tomó Abraham la leña del holocausto, y la puso sobre su hijo Isaac; y tomó en su mano el fuego y el cuchillo. Así que fueron ambos juntos. E Isaac le dijo a su padre Abraham: “¡Mi padre!” Y él dijo: Heme aquí, hijo mío. Dijo: He aquí el fuego y la madera; pero ¿dónde está el cordero para una ofrenda quemada? “Abraham dijo:” Dios se proveerá a sí mismo el cordero para una ofrenda quemada, hijo mío”. Así que fueron a los dos juntos. Génesis 22:8-10

En relato del Génesis, la Fe de Abraham es puesta a prueba. No cabe duda que este texto prefigura el sacrificio del único hijo de Dios y como el amor de nuestro Dios iba a ser revelado.

  • 1. Pone la madera sobre Isaac. Las escrituras nos dicen que Isaac subió al monte con la madera al hombro. Esta madera iba a ser utilizada para el sacrificio. En ella se iba a quemar el cuerpo de Isaac para poder ofrecerlo según el antiguo ritual

En el Nuevo Testamento vemos a Cristo con la cruz a cuesta. Esta Cruz hecha de madera, que va hacer el medio, por el cual Cristo será muerto. En la Cruz, el fuego que viene de Dios, o sea la Ira de Dios, será descargada. Quiero hacer la aclaración, que la ira de Dios no es en contra de la humanidad y mucho menos en contra de su hijo, sino que es en contra del pecado. Jesus hace también el papel de sacerdote y al decir las palabras “padres en tus, manos encomiendo mi espíritu”, hace efectivo el sacrificio. Cristo como cordero muere en el madero, y como prueba de esto, el centurión traspasa el costado de Cristo con una lanza.

Cuando llegaron al lugar que Dios le había dicho, Abraham construyó un altar allí, puso orden en la madera, ató a su hijo Isaac y lo puso en el altar, sobre la madera. Entonces Abraham extendió su mano y tomó el cuchillo para matar a su hijo. Pero el ángel del Señor lo llamó desde el cielo y le dijo: “¡Abraham, Abraham!” Y él dijo: “Aquí estoy”. Él dijo: “No pongas tu mano sobre el muchacho ni le hagas nada; porque ahora sé que temes a Dios, ya que no me has negado a tu hijo, tu único hijo. “Abraham levantó los ojos y miró, y he aquí, detrás de él había un carnero, atrapado en un matorral por sus cuernos.; Abraham fue, tomó el carnero y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo. (Génesis 22: 6-13)

  • 2. Sacrificio humano (el sacrificio animal es insuficiente). Definitivamente, este punto es un paralelo perfecto con el sacrificio que iba a proveer Dios por nosotros. Jesus además de haber sido 100% Dios, también fue 100% hombre. Su madre la Santísima Virgen fue humana. Esto nos permite ver que sí fue un sacrificio humano el ofrecido por nuestro pecado.

Isaac era el único hijo de Abraham. Jesus es el hijo único de Dios.  El padre de Isaac estaba dispuesto a entregar a su hijo. Dios Padre también tuvo la misma disposición. Ambos hijos fueron obedientes a sus padres y aceptaron su voluntad.

  • 3. Dios acepta temporalmente el sacrificio de los animales como sustituto. Como muestra de esto el mismo provee un novillo para que Abraham lo matara en lugar de Isaac. En Jesus se nos da un sustituto eterno y es por esto que ya no hay necesidad de sacrifico de animales. El mismo Dios provee también los recursos del cielo y de la tierra para que así podamos consumir el sacrifico en las especies de Pan y Vino.
  • 4. Dios le otorga un pacto a Abraham por su disposición a sacrificar a Isaac. Hoy Dios nos otorga el perdón de los pecados cuando estamos dispuestos a participar del único sacrificio que hizo falta por parte de Dios y hecho por parte de Cristo. Cada vez que comemos de este pan y bebemos de este cáliz proclamamos su muerte hasta que vuelva.
  • 5. Hebreos declara que Abraham creyó que Dios resucitaría a Isaac.

17 Por la fe, Abraham, cuando fue probado, ofreció a Isaac, y el que había recibido las promesas estaba listo para ofrecer a su único hijo, 18 de los cuales se dijo: “A través de Isaac se llamará tu descendencia.” 19 Consideró que Dios pudo levantar a los hombres incluso de entre los muertos; por lo tanto, él lo recibió de vuelta, y esto era un símbolo. (Hebreos 11: 17-19)

Así mismo también, resucitó nuestro Señor y fue exaltado y devuelto al Padre en cuerpo y divinidad. Ahora Él reina, a la derecha del Padre por los siglos de los siglos. Amen.

En Cristo, Luis Roman

Santa María ora pro nobis

¿Qué es la verdadera felicidad? ¿Se puede alcanzar en la tierra? ¿proviene de personas?

Haz click aquí para ver el video:

ó para escuchar la version Podcast (audio) haz click aquí:

San José obtuvo por parte de DIOS, una de las misiones más importante en la historia de la salvación. San José tuvo a su cuidado a la Santísima Virgen María Madre de Dios y a la segunda persona de la Trinidad hecho hombre Jesús. Él tuvo la bendición de vivir con la pareja prometida en Génesis 3:15. También obtuvo la buena muerte, porque murió al lado de Jesús y María. Veamos que nos comparte San Francisco de Sales sobre San José.

¡Oh cuanto este gran Santo, de quien hablamos, fue en esto fiel! no hay palabras para explicar su perfección; porque a mas de ser esta tan grande, ¿en qué pobreza, en qué abatimiento no vivió todos los días de su vida? Pobreza y abatimiento, bajo de los cuales tuvo escondidas y cubiertas sus grandes virtudes y dignidades… ¡Oh! verdaderamente yo no dudo de que los Ángeles, absortos de admiración, no viniesen en hermosas tropas a considerar y admirar su humildad cuando tenía al divino Niño en su pobre tienda, donde ejercía su oficio para sustentar al Hijo y a la Madre que le estaban encomendados. No hay duda alguna, queridas hermanas, que San José fue más valiente que David y que tuvo más sabiduría que Salomón; no obstante, viéndole reducido al ejercicio de carpintero ¿quién hubiera juzgado esto, sino fuera alumbrado con la luz celestial? tan encubiertos tenía los dones singulares de que Dios le había hecho merced. Pero ¿qué sabiduría no tuvo, pues Dios le dio el cargo de su Hijo gloriosísimo… Príncipe universal de cielo y tierra?… y no obstante, por otra parte, veréis cuánto estuvo abatido y humillado, más de lo que se puede decir ni imaginar…: Fue a su patria; a la ciudad de Belén, y ninguno de cuantos a ella fueron de otras partes fue desechado… Mirad como el Ángel le dice que conviene que vaya a Egipto y va: mándale que vuelva y vuelve. Quiere Dios que sea siempre pobre, que es una de las pruebas más fuertes que con nosotros puede hacer, y él se sujeta amorosamente, y no por algún tiempo, sino por toda su vida. 

Conversaciones, n° 19 San Francisco de Sales  

Pidamos al Señor la buena muerte y que Jesús y María estén a nuestro a lado en el lecho de nuestra muerte. San Jose ruega por nosotros.

En Cristo Luis Roman

Santa María ora pro nobis

A %d blogueros les gusta esto: