fbpx
≡ Menu

¿Cuál es la importancia del Altar en el templo?

El Catecismo de la Iglesia católica # 1383 dice; El altar, en torno al cual la Iglesia se reúne en la celebración de la Eucaristía, representa los dos aspectos de un mismo misterio: el altar del sacrificio y la mesa del Señor, y esto, tanto más cuanto que el altar cristiano es el símbolo de Cristo mismo, presente en medio de la asamblea de sus fieles, a la vez como la víctima ofrecida por nuestra reconciliación y como alimento celestial que se nos da.

“¿Qué es, en efecto, el altar de Cristo sino la imagen del Cuerpo de Cristo?”, dice san Ambrosio (De sacramentis 5,7), y en otro lugar: “El altar es imagen del Cuerpo (de Cristo), y el Cuerpo de Cristo está sobre el altar” (De sacramentis 4,7).

La liturgia expresa esta unidad del sacrificio y de la comunión en numerosas oraciones. Así, la Iglesia de Roma ora en su anáfora:

«Te pedimos humildemente, Dios todopoderoso, que esta ofrenda sea llevada a tu presencia hasta el altar del cielo, por manos de tu ángel, para que cuantos recibimos el Cuerpo y la Sangre de tu Hijo, al participar aquí de este altar, seamos colmados de gracia y bendición» (Plegaria Eucarística I o Canon Romano 96; Misal Romano).

La Importancia del Altar es inmensa ya que representa a Cristo y es la mesa de su sacrificio y del banquete celestial, para quienes caminamos hacia la vida eterna. Es el centro del templo. Por eso se lo besa, se lo inciensa. En su mayoría son construidos de piedra o mármol. El altar es Cristo visible. En el Antiguo Testamento podemos observar que se construían altares para los sacrificios a Yahvé. Se recomienda que sea alto grande.

En el altar vemos los siguientes accesorios:

  • El mantel: pues es banquete lo que se celebra sobre el altar. En esa “mesa” Dios Padre nos servirá a su Hijo Jesús, como Cordero inmaculado, para alimento del alma.
  • Candelero: es la luz de la presencia de Cristo.
  • El crucifijo: colocado sobre el altar, pues cada misa es Calvario donde participamos de la cruz de Cristo y se ofrece el sacrificio del Hijo al Padre
  • Vasos y utensilios sagrados: El templo es como el palacio de Dios; el sagrario su recámara y como su sala de recepción; el cáliz, la patena, el copón y la custodia son a modo de vajilla sagrada de la mesa eucarística. Todos estos vasos y utensilios son sagrados. El cáliz y la patena se usan para la celebración del Santo Sacrifico de la misa. El copón y la custodia sirven para conservar, trasladar o exponer el Santísimo Sacramento. Vaso subsidiario es la teca o cajita, usada para llevar la comunión a los enfermos.
  • Otros: También son objeto de culto las crismeras, las vinajeras y el vasito de las abluciones; el incensario con la naveta, la campana o campanilla, las bandejas, el acetre o calderillo con agua bendita para las bendiciones y aspersiones; lleva dentro un hisopo.

Debajo del crucifijo; que usualmente está en la pared / muro frontal o detrás de la mesa del altar, encontramos el Tabernáculo o Sagrario, que representa el refugio sagrado de Cristo: el lugar donde se guarda el Santísimo Sacramento.

Este hecho de piedra, madera o metal. Siempre se mantiene cerrado bajo llave. Igualmente, a un costado del tabernáculo, se encuentra una lámpara, que resplandece indicando la presencia de Jesús Eucaristía. Usualmente esta lámpara o vela tiene un vidrio rojo; que la hace ver roja.

Siempre que se camina delante del Tabernáculo y del Altar. Se debe de hacer una genuflexión. Debemos actuar con mucha reverencia y respeto. También y debido a la presencia de Jesus sacramentado dentro del sagrario o tabernáculo, se debe mantener silencio dentro del templo todo el tiempo.

Ojalá podamos ofrecer en Cristo, a su altar, toda nuestra vida; y que Él nos conceda las gracias para vivirla sacramentalmente; para que así sea un regalo agradable en Cristo, por la fuerza del Espíritu Santo para Dios.

En Cristo; Luis Roman

¡Santa Maria Ora Pro Nobis!

Fuente: Catecismo de La Iglesia Católica

Te puede interesar:

A %d blogueros les gusta esto: